El arcángel Miguel es el comandante de los ejércitos celestiales. Fue él quien expulsó a Satanás y a sus ángeles rebeldes y quien peleará con el Dragón que menciona el Apocalipsis. Su principal función es protegernos de las fuerzas demoníacas y los malos espíritus y, entre los dones que le podemos pedir, están la valentía y la fuerza de voluntad.

Miguel es el jefe del ejército angélico y el principal entre los siete grandes arcángeles[1]. Fue él quien derrotó a Satanás (Lucifer) y sus ángeles rebeldes y quién según la tradición rabínica acompañó al pueblo judío durante su éxodo a través del desierto. Considerado como un ángel de protección que ha sido siempre leal y obediente a Dios,  su nombre, de origen hebreo, significa “¿Quién cómo Dios?”, pregunta retórica que el mismo arcángel utilizó como respuesta a Satanás cuando éste, en medio del combate, jactanciosamente dijo: “¿Quién cómo yo?”.

Él, junto a Gabriel y Rafael, es uno de los tres arcángeles que la Iglesia Católica reconoce de forma oficial (ya que solo esos tres son nombrados en la Biblia de forma explícita). Pero su importancia es tan grande que rebasa en mucho a la que el Catolicismo le concede, siendo así el ángel más importante en el Judaísmo y, en el Islam, uno de los tres ángeles que se le presentó a Mahoma. Muestra de esa importancia son las diversas denominaciones que se le ha otorgado: “El que guarda las llaves del cielo”, “Jefe de los Arcángeles”, “Príncipe de la Presencia”, “Príncipe Angélico de Israel”, “Guardián de Jacob”, “Ángel de la Zarza Ardiente”, “Ángel del Arrepentimiento, la Rectitud, la Misericordia y la Santificación”.

.

.

EL ARCÁNGEL MIGUEL EN LA BIBLIA Y LA TRADICIÓN CRISTIANA

El arcángel Miguel aparece cuatro veces en la Biblia:

Daniel 10, 13: ‹‹Mas el príncipe del reino de Persia se puso contra mí veintiún días; y he aquí, Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y yo quedé allí con los reyes de Persia››

Daniel 12, 1: ‹‹Y en aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está por los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue después que hubo gente hasta entonces; mas en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro››

Epístola de San Judas 1,9: ‹‹Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el Diablo, disputando acerca del cuerpo de Moisés, no se atrevió a usar juicio de maldición contra él, sino que dijo: “El Señor te reprenda”››

Apocalipsis 12, 7: ‹‹Y hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles››

Espacios controversiales: Aparte de los citados, existen ciertos espacios textuales de la Biblia que, a partir de lo elaborado por los llamados Padres de la Iglesia, se presentan como controversiales en relación a si se menciona o no se menciona al arcángel Miguel. Con respecto a esos espacios, en el portal El teólogo responde el sacerdote y teólogo Miguel Ángel Fuentes ha dicho lo siguiente: ‹‹existe frecuentemente controversia de San Miguel en la Escritura donde no se menciona su nombre.  Dicen que era el querubín que estuvo en la puerta del paraíso, ‘para guardar el camino del árbol de la vida’ (Gen 3, 24), el ángel a través de quien Dios publicó el Decálogo para su pueblo escogido, el ángel que se puso en el camino para estorbarle a Balaam (Números 22, 22 ss.), el ángel que hirió al ejército de Senaquerib (II Rey 19, 35)››

Mediante lo anterior podemos comprender por qué la tradición cristiana le ha asignado al arcángel Miguel las siguientes funciones: 1) defender al pueblo de Dios (judíos en el A.T., cristianos en el N.T.), 2) luchar contra Satanás y sus demonios, 3) salvar las almas fieles a Dios del poder del Maligno, sobre todo a la hora de la muerte. Así, en una época de fervor religioso como lo fue el Medioevo, el arcángel Miguel era patrono de la Iglesia Católica y de las órdenes de caballeros.

.

.

EL ARCÁNGEL MIGUEL SEGÚN DIVERSOS CREDOS RELIGIOSOS

Iglesia Católica

San Miguel Arcángel ha sido honrado con una tradición de veneración que ha existido desde los inicios de la Iglesia hasta la actualidad. Tiene también el privilegio de que se le rece su propia coronilla con un rosario algo similar al de la Virgen y ha sido asociado con la protección del ser humano, con las apariciones de la Virgen de Fátima y con la eucaristía.

La Iglesia le atribuye cuatro funciones: liderar la milicia celestial, ser el guardián de la Iglesia, “pesar las almas en una balanza perfectamente equilibrada”[2] y ser “el ángel de la muerte”[3].

Variadas han sido las opiniones sobre su rango celestial: Salmeron, Bellarmine, San Basilio y otros Padres griegos, han dicho que San Miguel era el príncipe de todos los ángeles, el de mayor rango; otros, como Buenaventura, plantearon que era el príncipe del primer coro angélico, el de los serafines; en cambio, Santo Tomás dijo que Miguel era príncipe del último coro, el de los ángeles. No obstante, en la liturgia romana se lo nombra como “Princeps militiae coelestis quem honorificant angelorum cives”, lo cual concuerda con el criterio de los Padres Griegos. Por último, en el himno del Breviario Mozarábigo se lo coloca sobre los veinticuatro mayores[4].

.

Los Testigos de Jehová

Ellos creen que el arcángel Miguel y Jesús son ambos el mismo ser, por lo cual piensan que Jesús no es eterno sino que fue creado. Plantean así que “Miguel” es otro nombre para Jesús en el cielo, en su existencia pre-humana (antes de venir al mundo) y luego de haber resucitado.

.

La Iglesia Adventista

Los adventistas también creen que Miguel y Jesucristo son ambos el mismo ser y que “Miguel” no es más que otro nombre para designar al Hijo de Dios. La gran diferencia entre ellos y los testigos de Jehová están en que ellos afirman que Jesús-Miguel nunca fue creado pues es eterno, pre-existente, paralelo al Padre y uno con él. No obstante, en los inicios del movimiento algunos de sus pioneros decían que Jesús-Miguel sí había sido creado, ejemplo de eso es Urias Smith cuando dijo que Cristo-Miguel fue “el primer ser creado, remontándose su existencia a mucho antes que cualquier otro ser o cosa creada”. Mas a la larga terminó imponiéndose el criterio de Cristo-Miguel como increado en tanto que lo contrario era considerado “anti bíblico” por la mayoría de miembros de la Iglesia Adventista.

.

El Judaísmo

Ellos creen que Miguel protegió a Israel durante su éxodo en el desierto y que además fue uno de los tres ángeles que anunciaron el nacimiento de Isaac. Su importancia es tal que en el Talmud su relación con los demás ángeles es vista como análoga a la relación entre el Sumo Sacerdote y el pueblo de Israel, ante el cual se piensa que sirvió de intermediario cuando fue interlocutor inmediato de Moisés en el Monte Sinaí. Actualmente se lo invoca como protector de las sinagogas y su importancia es tan grande que, en la liturgia de Yom Kipur[5], se concluye diciendo: “Miguel, príncipe de misericordia, orad por Israel”

En la tradición rabínica se le llama “Príncipe de las Naciones” y  se dice de él que es “uno de los Príncipes Jefes”. Ciertas interpretaciones lo han situado como el maestro de Moisés durante el Éxodo y como quien protegió a los israelitas del ejército egipcio cuando cruzaban el Mar Rojo. Se cree así que ejerce la función de “Abogado de Israel” (lo que concuerda con el título de “Abogado de los Judíos” que le da la Cábala) frente a Samael (Satanás). También se cree que fue él quien anunció a Lot la destrucción de Sodoma y Gomorra y, según Rabí Eliezer ben Jacob, fue Miguel el que salvó a Abraham del horno al que Nimrod lo había arrojado

La literatura apócrifa judía le ha concedido una gran relevancia. Así, en el famoso Libro de Enoc[6], se lo nombra varias veces como el “Gran Capitán” y se dice de él que es muy paciente y misericordioso y que es el ángel que se encarga de la mejor parte de la Humanidad y del pueblo judío.

.

El Arcángel Miguel en el Islam

El Corán lo llama “Mī jā ‘ī l” o “Mijal” y dice de él que fue uno de los tres ángeles que anunciaron a Abraham el nacimiento de Isaac y Jacob. Aunque en el Corán solo se nombran dos arcángeles (Miguel y Gabriel), el Islam reconoce cuatro arcángeles[7] (Mijal, Izrail, Israfil y Yibril) principales y coloca a Miguel entre esos cuatro, dándole el papel de ángel guerrero defensor de la fe y encargado del departamento de las bendiciones. Por haber sido junto a Gabriel uno de los dos ángeles que trajeron la arcilla para Adán (esto es figurativo), se dice que ocupa el segundo lugar después de Gabriel y que mora en el séptimo cielo.

.

.

VIRTUDES, DONES Y SERVICIOS DEL ARCÁNGEL MIGUEL

Las virtudes asociadas a Miguel son la voluntad de Dios, el bien, la bondad, la fe, el poder, la fuerza, la protección y el equilibrio.

Los dones espirituales que proporciona son básicamente la liberación de miedos, el fortalecimiento de la voluntad y el espíritu, la liberación de cadenas interiores, la fe en uno mismo y el perfeccionamiento espiritual.

Es a Miguel a quien debemos invocar ante la presencia de demonios, malos espíritus o simplemente malas energías, ya que su principal función es la de ser un ángel protector. No obstante también es el arcángel ideal para cuando requerimos determinación ante alguna prueba, cuando nos sentimos débiles o carentes de valor, cuando necesitamos fortalecer nuestra voluntad, desarrollar autodisciplina y ajustar nuestra voluntad a la voluntad divina. Se cree que Miguel puede ayudar inspirando a los lideres y algunos ocultistas (del New Age principalmente) afirman que también puede liberarle a uno del mal karma, de los apegos y de la negatividad.

.

.

TABLA DE DATOS ADICIONALES:

Día de la semana: Domingo. Sobre todo los primeros domingos de cada mes a las 10:00 de la mañana, ya que es allí cuando su energía está más cercana a la Humanidad.

Día de su celebración: 29 de Septiembre

Color: Azul

Rayo: Azul

Chakra: Quinto

.

.

REPRESENTACIÓN:

Generalmente se representa al arcángel Miguel con una apariencia marcial (debido que él dirige la milicia celestial): porta una espada o una lanza, carga un manto, a veces tiene una balanza, un escudo, unas llaves o unas cadenas; y, muchas veces, aparece pisándole la cabeza a un derrotado Satanás. Todo ello obedece a su perfil de justiciero, protector de los inocentes, indefensos y oprimidos, y juez de la maldad.

Particularmente, los significados de algunos elementos de su imagen son los siguientes:

1-El título “Príncipe de la Luz” (a veces consta en las imágenes) representa aquella iluminación del          sendero humano que libera al hombre de la oscuridad del miedo

2-La armadura es la fortaleza y la fuerza de voluntad ante las adversidades, pero también es la fe y la seguridad en el bien

3-El casco es la invisibilidad, la invulnerabilidad, la potencia y la protección ante los pensamientos negativos u oscuros.

4-Se dice que el escudo representa al universo y a la protección que es el amor divino.

5-La espada es la luz de la fuerza espiritual a través de la cual se establece la paz y la justicia, aunque también es la verdad entendida como un arma capaz de rasgar el velo de la ignorancia y el error, razón ésta por la que se puede interpretar como la espada de la verdad divina que libera del pecado entendido como ignorancia e inconsciencia.

6-La balanza simboliza justicia, equilibrio y orden. En ella se pesan los actos buenos y malos, aunque ello con la participación del amor y la bondad divina como factores de redención.

7-Las llaves representan el poder para abrirle las puertas del paraíso a aquellos que, por sus méritos, son dignos de morar eternamente con “el inmortal que habita en la luz inaccesible”[8].

8-Las cadenas son el poder que tiene Miguel para romper las ataduras que esclavizan al hombre a través de vicios y apegos.

9-El manto es protección y capacidad de habitar el espacio (el aire, la bóveda celeste, etc) y, con ello, proteger a los humanos de los demonios, espíritus y energías malignas que circulan por los cielos[9].

.

.

SELLO E INVOCACIÓN:

Una manera (hay algunas) bastante eficiente para invocarlo es la siguiente:

  1. Asegúrese de que sea domingo, de preferencia, el primer domingo del mes a las 10 de la mañana.
  1. Procure estar solo y no ser interrumpido.
  1. Tome una vela azul con el suficiente grosor para que la vela se mantenga en pie; y, luego de rezar, tome la vela y frótela con ambas manos desde la base hasta la parte de arriba: repita esto siete veces.
  1. Tome una cartulina blanca, dibuje el sello del arcángel Miguel en la parte superior de la cartulina (se recomienda que ocupe el 1/2 superior o el 1/3 superior de la cartulina); y, en la parte inferior, escriba sus peticiones, lo que le quiere decir al arcángel Miguel y un agradecimiento por estar en su camino
  1. Encienda la vela azul.
  1. Tome la cartulina blanca, lea las peticiones y, cuando termine, agradézcale al arcángel por estar en su camino y estar allí presente. Nota: en una variante, no lee la carta y pasa directamente al siguiente paso
  1. Doble la cartulina y póngala debajo de la vela.
  1. Recite una de las oraciones conocidas (elección personal) al arcángel Miguel. Nota: la oración, o se la sabrá de memoria, o la tendrá anotada en un papel aparte de la cartulina.
  1. Cierre los ojos, ore interiormente, intente sentir a Dios y de ser posible al arcángel, visualice que se ha cumplido su petición, agradezca en su interior a Dios y a Miguel y abra los ojos.
  1. Queme el papel antes de que la vela azul se consuma.
  1. Deje que la vela se consuma, váyase si la vela se demora mucho y no desea esperar.

Nota: si no ve cumplida su petición, repítala todos los domingos que sean necesarios, intentando hacerlo siempre con la mayor fe posible y en un estado de paz interior y ausencia de ira, odio, rencor o mala voluntad hacia el prójimo.

.

.

ORACIONES:

1-Oración especialmente concebida para liberarse o protegerse de espíritus oscuros, demonios o malas energías. Esta oración debe repetirse mínimo tres veces y luego en múltiplos de tres:

‹‹San Miguel adelante, ¡San Miguel atrás!

San Miguel a mi derecha, ¡San Miguel a mi izquierda!

San Miguel abajo, ¡San Miguel arriba!

San Miguel dentro de mí.

Amado arcángel Miguel, ven a mí en una esfera protectora de luz,

¡aquí y ahora!››

2-Oración de invocación y protección:

‹‹Ángel de Luz que custodias las Puertas Sagradas del cielo, que pesas con tu balanza la Justicia, que partes con tu espada las tinieblas, préstame los poderes que tú tienes para  defenderme en la vida, de los espíritus o invisibles que mal quieran contra mí, contra mi casa o contra mis seres queridos. Amén.››

3-Esta oración de protección-invocación es la más famosa y la que comúnmente emplea la Iglesia Católica:

‹‹San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él Su Poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh! Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.››

 .

.

FRAGMENTOS DE ALGUNOS MENSAJES SUPUESTAMENTE DADOS POR ÉL:

Fragmentos de “Saliendo de la religión y entrando en la espiritualidad”, comunicación transmitida a través de Ronna Herman

‹‹Hay muchos caminos hacia la ILUMINACIÓN y muchas variaciones y niveles de la verdad; sin embargo, las leyes universales y la verdad del Creador son inmutables. Hay verdades esenciales en cada religión y, si se les sacan el dogma, las supersticiones creadas por el hombre y las limitaciones, encontrarán que todas contienen más similitudes que diferencias››

‹‹La Humanidad está rebasando gradualmente el restrictivo concepto del aislamiento y de la “religión” secular para entrar en la verdad coherente y expandida de la espiritualidad, gracias a la cual ustedes se vuelven hacia su interior y se conectan con la verdad de su propia Fuente Divina del Creador…[…]…En el pasado, la Humanidad ha permanecido mayoritariamente en una mentalidad de “rebaño”, y ha sido costumbre común seguir las leyes religiosas hechas por el hombre tal y como otros las definieron: creencias dogmáticas o supersticiones que con frecuencia estaban/están impregnadas de miedo››

 .

Fragmento de “Realidad no-secuencial, no-lógica, y el rol de los milagros en sus vidas”, comunicación transmitida por Celia Fenn

 ‹‹Definamos un milagro como un evento extraordinario que trae gran alegría o algo que es extremadamente necesario. La manera en que llega no es lógica. Solo llega y ya está aquí, algunas veces aún antes de que la necesidad sea expresada…[…]…Crea milagros. Sepan, queridos, que los milagros serán su forma de vida en el futuro. Creencias absolutas y positivas permiten la creación de milagros absolutos y positivos››

.

Fragmentos de “¿Estáis viviendo en un mundo “real” o “irreal”?”, comunicación transmitida por Ronna Herman

‹‹El infierno en la Tierra es lo que muchos de vosotros habéis estado experimentando durante el curso de muchos miles de años desde que la Humanidad “cayó en la inconsciencia”. Habéis estado viviendo en un “mundo irreal” en el cual caísteis en el miedo, la superstición, los sentimientos de vergüenza, culpabilidad y de no ser merecedores de amor o abundancia. Habéis permitido que los demás os dijeran cómo pensar y actuar; habéis permitido que aquellos que vosotros pensasteis que eran más sabios, os arrebatasen vuestro poder y controlasen vuestras vidas. El torbellino de formas de pensamiento negativas creado por las masas os ha mantenido prisioneros en un mundo de ilusión››

 ‹‹El conocimiento/sabiduría revestido con amor/compasión, enfocado con intención/acción, crea el poder que contiene las llaves para el almacén del potencial inmanifiesto››

.

Fragmento de “La entrada a los portales y ciudades de luz”, comunicación transmitida por Ronna Herman

‹‹Debéis esforzaros en fortalecer vuestra autodeterminación y vuestro deseo de plenitud. Debéis evolucionar desde un estado de servicio al propio ego a un estado de servicio al alma. Vuestra alma es la parte de vosotros que se conecta con el “Todo Universal”. Podéis adquirir compasión por la vía difícil (dirigida por el ego), a través de la pena y del sufrimiento, o por la vía rápida (inspirada por el alma) mediante la reconexión con vuestro Ser Superior y Rayo de Dios››

.

.

.

FUENTES: 12 - 34 - 56 - 78910111213 - 1415161718


[1] Miguel, Jofiel, Samuel, Gabriel, Rafael, Uriel, Zadquiel.

[2] Expresión figurativa que designa el calibrar los méritos con los deméritos del alma de la persona.

[3] Este título está, entre otras cosas, ligado a su función de ayudar a las almas del Purgatorio.

[4] Los veinticuatro mayores son los veinticuatro ancianos que, en el Apocalipsis, se dice que estaban junto al trono de Dios…

[5] El Yom Kipur es el día más solemne del calendario judío, es el día del arrepentimiento sincero, de la expiación, el perdón y la reconciliación. Su origen está en Levítico, uno de los libros que componen la Torá (constituida por los 5 primeros libros del Antiguo Testamento).

[6] Aparentemente, este fue el libro que inició la creencia en los siete arcángeles.

[7] A pesar de eso, algunos musulmanes creen que existen diez arcángeles.

[8] El inmortal que habita en la luz inaccesible, denominación ideada por San Pablo en una de sus epístolas.

[9] En Efesios2:2 se da a entender que los demonios rondan por el espacio.