La Biblia Satánica es una obra filosófico-religiosa que expresa la ideología y las creencias de la Iglesia de Satán, iglesia fundada por Anton Szandor LaVey (conocido como el “Papa Negro”). Erróneamente percibida, la obra exalta cosas positivas como la independencia, la amplitud de miras, el placer, la auto-realización y la libertad.

Este oscuro texto está conformado por la recopilación de varios ensayos sobre ocultismo, religiones paganas y demás piezas literarias relacionadas con Satanás. La Biblia Satánica, como libro, fue compuesta por Anton LaVey en 1969. Es un escrito en el que detalla la ideología satánica y sus rituales. Es importante resaltar que la gran mayoría de satanistas no creen en el Diablo como un dios, más bien esta figura es vista como una idea en contra del Dios tiránico del Viejo Testamento. Esta biblia busca que las personas entiendan que cada uno de ellos es su propio dios, de la misma forma que la serpiente engañó a Eva diciéndole que después de comer del fruto prohibido reconocería entre el bien y el mal y determinaría la verdad.

La tradición cristiana dicta que el hombre pagará por sus faltas ante Dios el día de su muerte, mientras que la biblia de LaVey promulga la liberación de Dios a cambio de que cada persona sea responsable de sus actos y consecuencias. Por otra parte este oscuro escrito indica que el pecado es propio de la naturaleza del ser humano y de las decisiones que éste tome. Es  pues contrario al catolicismo, en el cual se impone el pecado y la culpa es una herramienta para subyugar al ser humano, tal y como se ve en el versículo 17-9 de Jeremías: “El corazón del hombre es engañoso y sobre todo perverso”. Aquella oración se refiere a la muerte como última consecuencia del pecado y la separación de Dios; aunque no todo es sacrificio en el cristianismo, también hay palabras para motivar a los creyentes mientras que el satanismo promueve directamente el orgullo y la arrogancia.

La Biblia Satánica es un compendio de cuatro libros, cada uno de estos presenta a sus cuatro demonios como los jefes del infierno y también explica los diferentes principios del satanismo.

.

Cuatro capítulos satánicos

El libro que LaVey publicó como la Biblia Satánica se divide en dos partes esenciales. La primera expone la ideología y el razonamiento que el satanismo promulga como religión en el siglo XIX. La segunda parte habla sobre los rituales y prácticas comunes dentro del círculo de creyentes. En estos textos también se menciona al padre del satanismo moderno: Aleister Crowley.

.

.

.

El Libro de Satán “La Diatriba Infernal”

En las líneas de este capítulo su autor explica cómo el Diablo ha sido insultado y atacado por hombres bajo el mando de Dios y sus predicadores, mofándose del hecho de que El Todo Poderoso mismo promueve la libertad de palabra, sin embargo al Diablo no se le permite hablar. Pero ahora el Príncipe Oscuro no se calla nada, en los párrafos de este texto se puede apreciar la llamada al ser humano para volver a la ley de la selva y que así el hombre aprenda nuevamente a vivir bajo ese código de conducta en el que imperan los más fuertes y la caridad y compasión son dejadas de lado. Donde cada verso es un infierno y cada palabra es una lengua de fuego.

.

El Libro de Lucifer: “La Iluminación”

Antes era un apreciado dios romano que traía la luz, el aire y la iluminación; pero, después de la llegada del Cristianismo, Lucifer y todo lo que él representaba se convirtió en sinónimo de todo lo que es malvado. A partir de esto la nueva religión promulgó a la verdad como el medio para ser libres, así como también hizo gran énfasis en el rechazo del demonio Lucifer. La teología del cristianismo presenta al demonio como un gran mentiroso, si este es el caso, los satanistas creen que fue el Diablo quien creó el resto de religiones que se escuchan en el mundo moderno, y no Dios; ya que, según los satanistas, esas religiones representan “burbujas de falsedad”. A diferencia de los cristianos que creen en verdades rebeladas e incuestionables, los satanistas piensan que lo que en realidad libera es la duda pues lo que creemos que es la verdad es siempre cuestionable y cuando nos aferramos a una supuesta verdad nos esclavizamos a la inamovilidad de una convicción cerrada; como decía el viejo proverbio latino: “ubi dubium ibi libertas” (donde hay duda hay libertad). Además y sobre todo, los satanistas piensan que si se clausura la duda se clausura el portal por donde llega la verdad.

.

El Libro de Belial “El dominio de la tierra”

El nombre de esto demonio significa “que no tiene amos”, palabras que simbolizan la verdadera independencia. En este texto Belial representa el elemento de la tierra y este elemento representa la magia, momento en el que se remueve el velo de subterfugios que envuelve la práctica de estas artes negras. Y es que, según los satanistas, los ocultistas convencionales son depositarios de “actitudes místicas carentes de razón objetiva”, además de que han sido creadores de laberintos, han relegado los principios elementales y verdaderos de la magia y han complejizado las cosas innecesariamente al punto de no poder usar sus artes y ser víctimas de aquellas. Así, estos ocultistas habrían creado, ya deliberadamente o ya por ignorancia, el velo de misterio y la complejidad que envuelven a la magia, volviéndola algo exclusivo para aquellos pocos que conocen su verdadera naturaleza. En otras palabras, los esotéricos que la practican deberían estar encima de la magia, sin embargo están atrapados en el laberinto de conocimientos creados por ellos mismos para esconder el arte de los que no creen en ella.

.

El Libro de Leviatán “El mar rugiente”

Como el nombre de este capítulo indica, Leviatán es el gran dragón del abismo en las profundidades del océano, “su rugido se escucha en el bravo mar y sus invocaciones son sus tribunales”. En esta parte del libro se profundiza en la magia y la energía que se requiere para que las invocaciones funcionen. Para que un ritual sea efectivo, se tiene que usar las palabras adecuadas y al mismo tiempo darle creencia con la fuerza y la voluntad con que se dicen las palabras del ritual y se ejecutan sus procedimientos, de lo contrario el hechizo no funcionará. Es en esta parte del libro donde entran las famosas claves en lenguaje enoquiano, un lenguaje más antiguo que el sanscrito, con sonidos que se parecen a los del árabe, el hebreo o el latín, y con aparición escrita primigenia en una obra de 1659 de John Dee, un famoso astrólogo y vidente británico. Hay que tener en cuenta que la variedad de rituales tienen diferentes cánticos, los cuales pueden ser versos, sonidos, cantos, poesías entre otros más.

.

Siniestros autores

Anton Szandor LaVey nació el 11 de abril de 1930 y fundó la Iglesia de Satanás el 30 de abril de 1966 en el Estado de California, fue autor de la Biblia Satánica, texto que publicó en 1969. Esta fecha se convirtió en el año primero del Reinado de Satanás y en los años siguientes su templo adquirió mucha fama en California. Pronto Anton confirmó que obtuvo muchos de los fragmentos de su biblia de su predecesor Aleister Crowley. Sus enseñanzas están enfocadas en la gratificación y la exaltación de todos los deseos humanos. Cuando Lavey murió el 29 de octubre de 1997, su cuerpo fue cremado en un funeral satánico y sus cenizas fueron entregadas a sus discípulos para que estas sean usadas como ingredientes en poderosos rituales.

Aleister Crowley nació el 12 de octubre de 1875, en el trayecto de su vida desempeñó varias funciones, entre ellas sobresalen el ocultismo, la escritura y el espionaje. Crowley fue un miembro influyente de muchas sectas de esoterismo, entre ellas “Golden Dawn” y la “Ordo Templi Orientis”. La obra más importante de Aleister es “El Libro de la Ley”, y también era conocido como “el hombre más perverso de la tierra”. De acuerdo con los registros, Crowley tuvo una experiencia mística en 1904, evento que lo impulsó a formar su religión filosófica conocida como “Thelema” en la cual habla del destino que cada persona tiene y de la voluntad necesaria para llevarlo a cabo. Edward Alexander Crowley falleció el 01 de diciembre de 1945 por una infección respiratoria.

.

Prácticas e ideologías satánicas

El satanismo se ha categorizado por sus macabros rituales o misas negras, una práctica muy común de esta religión es la sexualidad, en ella no importa el sexo de sus participantes. Este ritual es percibido como algo bueno dentro de los pasajes de la Biblia Satánica, LaVey lo justifica diciendo: “el satanismo impulsa a cualquier forma de expresión sexual que uno desee, siempre y cuando no se lastime a nadie más”. Esta premisa colisiona con “la verdad” cristiana en la que el sexo es entre un hombre y una mujer para siempre y únicamente después del matrimonio.

La Biblia Satánica tiene una postura específica sobre la vida después de la muerte, en la que indica que la vida es una sola y por eso hay que aprovechar cada momento al máximo. En el satanismo no hay vida u existencia después de la muerte, contrariamente al cielo y al infierno que el cristianismo usa para controlar al ser humano.

Finalmente el concepto de que los satanistas adoran al Diablo como su deidad es una idea errónea. Porque el concepto de Dios para el satanista simplemente significa creer lo que mejor le convenga y que cada persona rinde sus cuentas a sí misma y no hay juez después de la muerte. Para el satanista, Dios o como quiera que se lo llame, es una fuerza invisible que se encarga de mantener el equilibrio en la Naturaleza y es demasiado impersonal como para preocuparse por el sufrimiento humano.

En la actualidad, Karla LaVey y la sacerdotisa Blanche Barton siguen el legado de Anton, su iglesia posee más de 10,000 miembros sin contar su influencia en la música y el arte en general…

.

.

.

APÉNDICES:

1-Las nueve declaraciones satánicas de LaVey:

  • Satán representa indulgencia, en vez de abstinencia!
  • Satán representa existencia vital, en vez de quimeras espirituales!
  • Satán representa sabiduría no mancillada en vez de auto engaño hipócrita!
  • Satán representa amabilidad a quienes se la merecen, en vez de amor desperdiciado en ingratos!
  • Satán representa venganza, en vez de dar la otra mejilla!
  • Satán representa responsabilidad para el responsable, sin preocuparse por vampiros psíquicos!
  • Satán representa al hombre como otro animal, algunas veces mejor, la mayoría de las veces peor que aquellos que caminan a cuarto patas; animal que, por causa de su “desarrollo divino e intelectual” se ha convertido en el más vicioso de todos!
  • Satán representa todos los así llamados “pecados”, en tanto éstos lleven a la gratificación física, mental o emocional!
  • Satán ha sido el mejor amigo que la Iglesia haya tenido, ya que la ha mantenido en el negocio todos éstos años!

.

2-Los nueve grandes pecados prescritos por el satanismo de LaVey:

LA ESTUPIDEZ: El número uno de los Pecados Satánicos. El Pecado Cardinal del Satanismo. Es una lástima que la estupidez no sea dolorosa. La ignorancia es una cosa, pero nuestra sociedad crece cada vez más en la estupidez. Depende de las personas que están de acuerdo con cualquier cosa que se les dice. Los medios de comunicación promueven una estupidez cultivada como una postura que no sólo es aceptable sino laudable. Los Satánistas deben aprender a ver a través de ésos trucos y no pueden darse el lujo de ser tontos.

 

PRETENSIÓN: Las actitudes vacías pueden ser muy irritantes y no se aplican alas reglas cardinales de Magia Menor. Se encuentra en el mismo nivel con la estupidez y es lo que mantiene el dinero en circulación estos días. Se hace que todo el mundo se sienta la gran cosa, así lo sean o no.

 

SOLIPSISMO: Puede ser muy peligroso para los Satánistas. Es proyectar tus reacciones, respuestas, y sensibilidades en alguien más que probablemente está bien lejos de sentirlas como tú. Es caer en el error de esperar que las personas te den la misma consideración, cortesía, y respeto que tú les das. No lo harán. En lugar de hacer tal cosa, los Satanistas deben esforzarse en aplicar el “Trata a los demás como te traten a ti.” Funciona para la mayoría de nosotros y requiere una vigilancia constante para no caer en la cómoda ilusión de que todos son como tú. Como se ha dicho, ciertas utopías serían ideales en una nación de filósofos, pero desgraciadamente (o quizás afortunadamente, desde un punto de vista propio de Maquiavelo) estamos bien lejos de tal cosa.

 

AUTO-ENGAÑO HIPÓCRITA: Está en las Nueve Declaraciones Satánicas pero merece ser repetido aquí. Otro pecado cardinal. No debemos rendir tributo a cualquiera de las vacas sagradas que se nos presentan, incluso aquellos papeles que se espera que interpretemos. La única vez que el auto-engaño tendría cabida sería cuando es divertido, y siendo consciente de ello. ¡Pero entonces, no es auto-engaño!

 

CONFORMISMO REBAÑERO: Es más que obvio desde un punto de vista Satanista. Está bien acoplarse a los deseos de una persona, si al final te trae algún beneficio. Pero sólo los necios siguen con el rebaño, permitiendo que una entidad impersonal te diga lo que tienen que hacer. La clave es escoger a un amo sabiamente en lugar de ser esclavizado por los antojos de muchos.

 

FALTA DE PERSPECTIVA: De nuevo, éste puede causar un mal rato a un Satanista. Nunca debes perder de vista quién y qué eres, y la amenaza que puedes ser, por tu misma existencia. Estamos haciendo historia ahora mismo, todos los días. Ten siempre presente el marco histórico y social en el que vives.. Ésa es una clave importante para la Magia Menor y Mayor. Mira los parámetros y encaja las cosas de tal manera que las piezas encajen en el orden que desees que queden. De ésta manera no estarás oscilando entre el constreñimiento del rebaño. Sé consciente de que estás trabajando en otro nivel completamente alejado del resto del mundo.

 

EL OLVIDO DE ORTODOXIAS PASADAS: Ten en cuenta que esta es una de las claves para lavarle el cerebro a las personas de forma que puedan aceptar algo como “nuevo” y “diferente”, cuando en realidad es algo que había sido aceptado ampliamente pero es presentado en un nuevo empaque. Se espera que nos asombremos y respetemos el genio del “creador” y nos olvidemos del original. Esto es lo que hace a una sociedad desechable.

 

ORGULLO CONTRAPRODUCENTE: La segunda palabra es importante. El orgullo está bien hasta que llega a un punto en el que comienza a afectarnos. La regla del Satanismo es si funciona para tí, grandioso. Cuando deja de hacerlo, cuando te has arrinconado y la única manera de salir es decir, “lo siento, cometí un error, desearía que pudiéramos arreglarlo de alguna forma,” entonces hazlo.

 

FALTA DE ESTÉTICA: Ésta es la aplicación física del Factor de Equilibrio. Es importante en la Magia Menor y debe ser cultivada. Es obvio que casi nadie puede hacer mucho dinero así, al menos la mayoría del tiempo lo que es descorazonador en una sociedad de consumo, pero es una herramienta satánica esencial y debe aplicarse para hacer eficiente el uso de la magia. No es lo que se supone que le guste a uno, es lo que le guste a uno. La estética es una cosa muy personal, que refleja algo de la naturaleza de uno mismo, pero también existen cosas y estructuras que son universalmente consideradas como agradables y placenteras lo cual es un hecho que no debe negarse.

 

FUENTES: 1234

Tags: , , ,