Tanto para católicos como para cristianos en general, solo existen los cuatro evangelios canónicos y cualquiera de los evangelios apócrifos tiende a considerarse como palabra no inspirada por el Espíritu Santo, como territorio oculto y prohibido y como terreno plagado de posibles mentiras e incluso de palabras encaminadas a llevarnos por el camino de La Oscuridad. Pero… ¿qué encierran en realidad esos y otros textos censurados?, ¿por qué desde tantos siglos atrás han sido relegados al silencio y al olvido?. ¿Han estado únicamente encaminadas a “proteger” nuestras almas dichas censuras, o acaso hay detrás de ellas una actitud encaminada a fomentar los discursos más propicios para el control de las multitudes creyentes y la solidez del poder institucional eclesiástico?

Entre otras cosas, en el siguiente documental se hablará sobre un épico relato de Pedro que la Iglesia censuró, sobre una misteriosa acompañante de Pablo, sobre por qué las mujeres han sido relegadas en el discurso bíblico, sobre el Evangelio Secreto de Marcos y los “actos sexuales prohibidos” que aparentemente sugiere, y sobre el polémico Evangelio de Judas, texto en el cual se presenta una versión distinta del supuesto traidor.

Así, vean este documental quienes quieran saber sobre todas estas cuestiones ocultas, dentro de las cuales hay palabras que bien pueden pensarse en boca de Cristo, siendo únicamente censuradas por su potencial subversivo, ejemplo de lo cual es esta cita del apócrifo Evangelio de Tomás: “Quien ha conocido el sistema, ha encontrado un cadáver, y quien ha encontrado un cadáver, de él no es digno el sistema”.